sábado, 20 de marzo de 2010

...is watching you!


Por Ignacio del Valle

Después de varios meses de intensos preparativos, comienza la 22º edición del Festival de Cine Latinoamericano de Toulouse (Rencontres Cinémas d’Amérique Latine de Toulouse). Si bien fue ayer cuando se le dio el vamos al festival, en la filmoteca de la ciudad, desde hace varias semanas que el afiche del evento -dos enormes ojos azules en un fondo verde furioso- espía e interpela a los tolosanos. Allí está, acechando en cada esquina, en cada bar, en cada vagón del metro o paradero de autobús, en lo que parece un ejercicio orweliano, (felizmente inocuo). Latin American Cinema is watching you!!!

Pero esos enormes ojos son también una invitación a dejarse llevar por el placer de la mirada, a contemplar, preguntar, cuestionar, dudar y sorprenderse. A que el público francés y la comunidad latina eche un vistazo al otro lado del Atlántico, un vistazo que permita también volver la mirada hacia dentro, como si se estuviera ante un espejo. Se trata de una propuesta frenética, maratónica. Casi ciento cincuenta films serán exhibidos en Toulouse y la región de Midi Pyrenées –sur de Francia- hasta próximo domingo 28. Mientras escribo estas líneas hay ocho proyecciones simultáneas…

El invitado de honor al festival de este año es el cine mexicano, al que se le ha consagrado una sección paralela que abarca tanto el cine industrial como el independiente de los últimos diez años, con films de Iñárritu, Reygadas, Pereda, Rivero y Eimbcke, entre otros. México también está presente en una retrospectiva dedicada a las distintas representaciones cinematográficas de la Revolución, que cumple este año, su primer centenario. Por último, Julián Hernández, estará con nosotros para presentar sus películas en el marco de una retrospectiva sobre cine LGBT (cine lésbico, gay, bisexual y transexual), con la que se quiere dar cuenta de la diversidad sexual en las cinematografías latinoamericanas.

En las cuatro competiciones oficiales –Coup de coeur, Découverte, Documental y Corto- Argentina y Brasil son las cinematografías con mayor número de films seleccionados, lo que se explica por el buen momento que atraviesan y el tamaño de su producción. También hay en competición filmes de otras cinematografías que emergen con fuerza: Chile, Colombia y Perú. Junto a México, Costa Rica cierra el número de países presentes. Vale la pena detenerse en este último caso, Agua Fría de Mar, de Paz Fábrega es una nueva muestra del incipiente desarrollo del cine en América Central.

Pero lo verdaderamente importante del festival no está, en absoluto, en la nacionalidad de los filmes. Radica más bien en las posibilidades que se abren para que converjan distintas visiones, estilos y apuestas cinematográficas. De ahí el nombre del festival, Rencontres Cinémas d’Amérique latine: Encuentros de los cines de América Latina. Hay que subrayar el plural, “los cines”. Atrás queda todo intento de unificación bajo un solo discurso. Al intento de hacer un cine que se constituyera como un movimiento continental, en los 60 y los 70, los Rencontres oponen desde hace veintidós años un crisol de experiencias distintas, que se expresan no sólo en las competiciones y las secciones paralelas, sino que también en la sección de Cine en construcción, destinada a apoyar filmes en etapa de postproducción. Así pues, los enormes ojos del alegre invasor que se ha tomado las calles de Toulouse, no expresan una sola mirada. No acechan desde un solo punto de vista. Su forma de acercarse a la realidad, de ponerla en escena, de encuadrarla, de retratarla es diversa, y fértilmente plural: Latino Americans Cinemas are watching you!!!

Página web del festival (en francés).

1 comentario:

La mirada indiscreta dijo...

buena info, gracias!
saludos